La cuna del noble cacao

Inicio > Rutas Turísticas > Detalles
Compartir
EL Tiempo en Chinchipe
Ubicación:

Zumba, la capital del cantón Chinchipe, ubicada a 260 Km. de la capital provincial en la ruta hacia Perú, goza de un singular privilegio: haber sido el primer lugar del país y de América del Sur, en donde se cultivó cacao. En el 2012, las  pruebas de carbono realizadas en los almidones de cacao revelaron que, en las tierras de Palanda y Zumba, este fruto se siembra desde hace 3.500 años A.C.

Noé Bermeo, propietario del Museo Arqueológico de Chinchipe, ubicado en las calles Doce de Febrero y Plaza Calderón, conserva entre sus 400 piezas arqueológicas, los vestigios de una piedra tallada con el fruto del cacao. Este peculiar objeto fue encontrado hace diez años en la parroquia Chito, mientras se desyerbaba sembríos de plátano.

Chito está ubicado en la parte alta de una colina, a 38 Km. de Zumba. Se dice que su historia y sus conocimientos esotéricos, son cautivantes, pues muchos de sus habitantes son descendientes directos de los antiguos caciques, de los cuales heredaron una marcada generosidad y atención para el visitante, quien puede ganarse su confianza con el fin de descubrir sus más preciados secretos.

Bermeo asegura que el cacao de Zumba es el más fino, gracias a sus características de pureza, aroma y consistencia aceitosa, que sin lugar a dudas, determina de dónde es nativo y su edad absoluta, con plantas longevas de aproximadamente 120 años de vida. Varios expertos que  visitan constantemente Zumba, indican que el cacao fue propagado al norte del país y a Colombia, a través del trueque.

Pero Zumba sorprende a cada paso también con su comida típica-exótica: las hormigas culonas, que se sirven tostadas para el deleite del paladar. Estos insectos son ‘de temporada’, y se los puede probar únicamente en los meses de octubre y noviembre. Al estar en línea de frontera, Chinchipe es un paso obligado para los viajeros que entran y salen del país, o van al Perú. Es común encontrar en los pasos fronterizos a los “mochileros” en sus bicicletas o motocicletas, o a los viajeros en sus casa-carros.

A 42 Km. de la cabecera cantonal está el acogedor valle de San Andrés, atravesado por el río Isimanchi, que nace de la reserva biológica Colambo-Yacuri. Al interior de esta reserva está la Cascada del Sombrero, con una cantidad impresionante de vegetación a su alrededor. Se hizo acreedora a este nombre por una roca de 400 metros cuadrados que tiene esta forma, y en su parte superior, destacan varios hoyos que dan la impresión inmediata de una superficie lunar.

De esta playa se extraen material pétreo y también árboles medicinales, como es el caso del romerillo, el cedro, la valeriana, el palo amarillo. La fauna es variada con especies como los tapires, leones, tigrillos y más.

Para llegar hasta este sitio se puede tomar buses que tienen dos horarios de partida, a las 07:30 y a las 14:00. El pasaje cuesta USD 2.50. A través de esta modalidad de viaje, se puede aprovechar para visitar la Laguna del Golpeadero, en el cantón Espíndola, donde además del paisaje existe la posibilidad de observar tapires, osos de anteojos, venados...

Los restaurantes ofrecen una deliciosa gastronomía, como gallina criolla, variedades de quesos, y truchas, que se obtienen a través de la pesca deportiva y el turista tiene la opción de hacerlas preparar al instante.