Una interminable aventura fluvial

Inicio > Rutas Turísticas > Detalles
Compartir
EL Tiempo en Nangaritza
Ubicación:

Si usted es un amante de la navegación y de todos los encantos que ella encierra, en Nangaritza habrá hallado el paraíso. Siguiendo la ruta Zamora-Zumbi-Nangaritza, llegamos a Guayzimi, la cabecera cantonal de este pequeño, joven y bastante tranquilo cantón.

La aventura empieza a 8.5 Km. de Guayzimi con la cascada Las Pailas. Pero antes de llegar acá, un parador turístico se encuentra habilitado para disfrutar de las más exquisitas papayas, naranjas y demás frutas de temporada. También sirve para pasear por senderos llenos de linda vegetación. Luego, retomamos la vía y avanzamos 17 Km. a Nuevo Paraíso, hasta el Sector Las Orquídeas, donde nos espera la parte alta del único río navegable del sur del Ecuador, el majestuoso Nangaritza. Es por ello el origen de su nombre, el Alto Nangaritza. Aquí, previo contacto con la cooperativa de motoristas, alquilamos lanchas que darán inicio a este inolvidable recorrido. Dependiendo de las distancias, los costos del alquiler oscilan entre los 60 y 80 dólares.

Los encañonados que se atraviesan son fantásticos, y la primera parada aún más. Desembarcamos en la Laguna Negra, cuya naturaleza hace que tenga sus aguas completamente oscuras, y que los bañistas den la impresión de una piel amarilla al sumergirse. Siguiendo la ruta, avanzamos hacia la cascada De Los Dioses, donde se puede realizar el ingreso a través del salto con liana, dentro del sector denominado El Bejuco de Tarzán. El segundo encañonado se llama El Bautizo, debido a que un chorro de agua cae y moja a los turistas. Pero antes, se pueden apreciar formaciones fósiles de caracoles, impregnados en la orilla del río.

La travesía continúa en la comunidad shuar de Shaimi, en donde todos los martes se arma una  singular feria en la que se ofrecen productos típicos como papayas, yucas, y deliciosos platos populares como el caldo de gallina criolla, el caldo de corroncho, que es un conocido pez de la zona; los ayampacos, etc. Además, sus habitantes deleitan  a los visitantes con danzas tradicionales, “limpias” que alejan a los malos espíritus y energías, y la venta de artesanías, entre las que destacan, canastas, changuinas, collares y aretes.
Haciendo contacto con el Municipio, incluso el visitante puede realizar el famoso soplado de la cerbatana, algo tradicional del sector.

Desde Las Orquídeas, arribamos al sector Héroes del Cóndor, donde también encontramos comunidades saraguro, así como una exuberante vegetación y aves variadas como la garza, el martín pescador, el gallo de peña y los loros.

Finalmente, el último encañonado en el trayecto fluvial, lo constituye el Salto del Tigre, cuyo curioso nombre se debe a que en esta zona, el río se vuelve más profundo y las rocas casi topan con la vegetación, lo que permite que cualquier animal pueda cruzar por este trayecto, de un lado a otro.

Pero no podemos olvidar el encanto que provoca desde el nombre, aquel lugar llamado Ciudad Perdida, ubicada también en el alto Nangaritza, entre el río Cristalino y la quebrada de Nayumbe. De ella sólo quedan calles empedradas, muros de piedra, y las huellas profundas y salientes de caminos de herradura cubiertas de vegetación, como bosques primarios con abundante madera fina y variada fauna de papagayos, pavas, guatusas, yamalas, sajinos y tigrillos. Para llegar hasta la Ciudad Perdida, navegamos aproximadamente cuatro horas, avanzamos hasta un sitio llamado Unión y Esfuerzo, y desde aquí caminamos tres horas más.